Star Wars: El Ascenso de Skywalker

(2019) EE.UU.
DIRECCIÓN J.J. Abrams
GUIÓN J.J. Abrams & Chris Terrio
MÚSICA John Williams
FOTOGRAFÍA Daniel Mindel
REPARTO Carrie Fisher, Mark Hamill, Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Anthony Daniels, Naomi Ackie, Domhnall Gleeson, Richard E. Grant, Keri Russell, Lupita Nyong’o, Ian McDiarmid, Billy Dee Williams

Atar los cabos sueltos

Dicen que ahora sí es la última. Al menos en torno a los Skywalker y amigos. Más allá de las inevitables quejas de los fans duros, esta última trilogía con Lucasfilm ya en manos de Disney ha sido entretenida y bien hecha, poderosa a veces, pero no a la altura de la trilogía original. Y aunque se quiere parecer más a esas primeras tres películas, quizá tampoco alcance la emoción de las precuelas, en que vimos evolucionar a Anakin Skywalker en Darth Vader. En todo caso, este Episodio IX termina airosamente al cerrar el ciclo al parecer de modo definitivo. Veámoslo, con spoilers, naturalmente.

stawars1

La historia de la producción también ha tenido su complejidad, lo cual se refleja en la historia en pantalla. El Episodio VII estuvo a cargo de J.J. Abrams (mi reseña aquí), que básicamente reprodujo el inicio de la trilogía original, con los cánones clásicos de Star Wars: el viaje del héroe (heroína en este caso), el lado oscuro imperial con su villano enmascarado, el bien contra el mal, la Fuerza y la libertad. El Episodio VIII tuvo un giro interesante, al ser confiado a Rian Johnson (mi reseña acá), quien en parte desarticuló lo que Abrams había sembrado. Hizo pasar a Rey y Kylo de enemigos a controvertidos aliados, se cargó al villano Snoke y subrayó que Rey “no era nadie”, y por tanto la Fuerza puede vivir en cualquier pepenador. También presentó el esperadísimo regreso del héroe Luke Skywalker como un hombre frustrado y gruñón. Pues bien, Abrams regresa al mando y en un nuevo golpe de timón hace síntesis a partir de la antítesis de Johnson, a la vez que intenta reconectar con la trilogía original. El truco a la deus ex machina ha sido nada menos que el regreso del Emperador Palpatine. El mítico villano de risa maligna enfrenta a Rey y Kylo, revela que Snoke era solo un artificio suyo y descubrimos que Rey no es cualquiera. Es nada menos que la nieta de Palpatine, la única que puede vencerlo …o tomar su lugar al frente de los Sith.

1576615601547

Así, nuevamente se destacan los valores de Star Wars de siempre (y del cristianismo de más siempre): el bien que puede superar al mal, la libertad por encima del destino, la fuerza de la familia y el valor de la amistad. Todo esto acompañado de las consabidas peripecias, peleas espaciales y de sables láser, criaturas extrañas (¡Babu Frik!) y reapariciones nostálgicas, pues además de la inclusión digital de la recientemente fallecida Carrie Fisher, vuelve Billy Dee Williams como Lando Calrisian. La garantía de la franquicia se cumple, lo que no es poco, incluida la música del maestro John Williams. El final, ciertamente emotivo, busca subrayar que está haciendo síntesis de toda la saga. Solo esperamos que ya de verdad se haya acabado, y que la tentación de hacer más dinero no vuelva a revivir a los Skywalker (por cierto, tramposo el título).

Un comentario sobre “Star Wars: El Ascenso de Skywalker

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s